¿Qué es el aceite de cáñamo y qué propiedades tiene?

  • por

El aceite de cáñamo está considerado como uno de los aceites más nutritivos disponibles en el mercado, destacando por sus múltiples propiedades medicinales, nutricionales y cosméticas, que lo convierten en un excelente ingrediente multiusos.

El aceite de cáñamo se extrae directamente de las semillas de la planta del cannabis, lo que hace que mucha gente lo conozca como aceite de semilla de cáñamo.

Cuenta con muchos miles de años de historia, y es que las propiedades medicinales y nutricionales del aceite de cáñamo datan del año 4000 a.C en China, lo que significa que ha sido un eficaz remedio natural durante milenios, aportando al cuerpo humano múltiples aminoácidos que son esenciales para el cuidado de la salud y el bienestar.

Este tipo de aceite está totalmente libre de THC, lo que significa que no tiene un efecto psicoactivo, a diferencia del cannabis en sí mismo.

¿Cuáles son los beneficios y propiedades del aceite de semillas de cáñamo?

Los beneficios y propiedades del aceite de cáñamo son innumerables, y cada vez son más populares, aportando múltiples ventajas si se consumen diariamente.

Fuente de Omega 3 de calidad

El aceite de semilla de cáñamo es una gran fuente de Omega 3 de calidad, lo que hace que sea altamente beneficioso a nivel cardiovascular y cerebral, aportando una enorme proporción de ácidos grasos poliinsaturados.

Con tan solo una dosis de 30 gramos de aceite de cáñamo obtenemos 1,54 gramos de Omega 3.

Previene las enfermedades cardiovasculares

El aceite de cáñamo contiene tocoferoles, que ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares, además de otras como el cáncer o la degeneración macular. También cuenta con sustancias antioxidantes y un porcentaje de fenoles superior al de otros aceites vegetales.

Este aceite reduce los riesgos de sufrir ataques de corazón, mejorando los niveles de colesterol y reduciendo los efectos de coagulación sanguínea.

Antiinflamatorio

Los aceites de cáñamo tienen propiedades antiinflamatorias, aliviando enfermedades como la artritis reumatoide, la fibromialgia u otras enfermedades inflamatorias intestinales, disminuyendo el dolor y las molestias de forma muy eficaz.

Previene la osteoporosis

La alta cantidad de ácidos grasos esenciales del aceite de cáñamo hace que sea beneficioso para prevenir la osteoporosis, favoreciendo la absorción de calcio por parte de los huesos.

Alivia los síntomas de la menstruación

También se ha demostrado que el aceite de semillas de cáñamo es beneficioso para aliviar los síntomas provocados por la menstruación, tanto los premenstruales como los provocados por la propia menstruación.

Favorece el cuidado de la piel

El aceite de cáñamo también favorece el cuidado de la piel, siendo altamente recomendable para tratar afecciones como el acné, los eccemas atópicos, la dermatitis o la psoriasis.

Esto se debe a su elevada capacidad para regular las secreciones de las glándulas sebáceas, lo que le permite llevar a cabo un tratamiento eficaz de los desórdenes asociados a las pieles secas y grasas.

Diferencias entre el aceite de cáñamo y el aceite de CBD

Existe una gran confusión entre el aceite de cáñamo y el aceite de CBD, y a continuación te vamos a mostrar las diferencias que existen entre ambos tipos de aceites, que son altamente beneficiosos y tienen múltiples propiedades.

La principal diferencia está en la composición química del CBD y del cáñamo, ya que el CBD es rico en cannabinoides y terpenos, mientras que el cáñamo está libre de cannabinoides.

Esto significa que el aceite de cáñamo no actúa igual que el aceite de CBD, principalmente por la ausencia de cannabinoides del primero. En cualquier caso, el aceite de semillas de cáñamo es una gran fuente de nutrientes que destaca como un superalimento que proviene directamente del cannabis.

¿Cómo tomar el aceite de cáñamo?

Para tomar aceite de cáñamo y disfrutar de sus múltiples propiedades y beneficios bastará con tomar dos cucharadas pequeñas al día. Aunque si no gusta su sabor o se prefiere disimular, también se puede utilizar para aliñar cualquier tipo de alimento.

Lo que no es recomendable es utilizar el aceite de semillas de cáñamo para freír, ya que en ese caso las altas temperaturas harían que se perdieran las diferentes propiedades, algo que no ocurre con otros aceites como el aceite de oliva o de girasol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *