Crema de marihuana para calmar el dolor: ¿cómo funciona?

  • por

Todos sabemos que el cannabis se puede fumar, vaporizar y consumir de diferentes tipos, pero posiblemente desconocías que existe la crema de marihuana para calmar el dolor, ¿verdad?

Pues sí, la crema de cannabis para calmar el dolor existe y además es muy eficaz, y se muestra como un remedio totalmente natural que cada vez está siendo más utilizado para aliviar dolores y molestias por sus múltiples propiedades beneficiosas.

Si te interesa sigue leyendo y toma nota, porque a continuación te vamos a contar en qué consiste la crema de marihuana para calmar el dolor y cómo funciona.

¿Qué es la crema de cannabis?

La crema de marihuana es un tópico natural con múltiples propiedades terapéuticas, que cada vez es más utilizado y obviamente procede de la planta del cannabis.

La crema del cannabis es muy utilizada para calmar dolores musculares y aliviar reacciones de la piel provocadas por enfermedades o alergias.

La clave del éxito de la crema de marihuana está en el CBD, que como sabemos cuenta con un sinfín de propiedades beneficiosas para la salud, y entre ellas, destaca su efecto calmante del dolor. De hecho, el efecto de la crema de cannabis es similar al del aceite de CBD.

¿Cómo elaborar crema de marihuana?

Ingredientes:

  • 60 gramos de cera de abeja.
  • 500ml de aceite de oliva.
  • 2 litros de agua.
  • 1 litro de agua destilada.
  • 50 gramos de cogollos (importante que cuenten con tricomas).
  • Opcionalmente se puede utilizar algún aceite esencial para mejorar el aroma.

Paso 1:

Lo primero es preparar dos cazos de diferentes tamaños, y en el grande añadiremos los dos litros de agua y lo pondremos a calentar al baño maría, sin que llegue a hervir. Dentro del cazo grande pondremos el pequeño,  y en el verteremos el aceite, el agua destilada y la marihuana.

Paso 2:

Hecho esto, hay que ir removiendo para que la mezcla se vaya macerando, durante unas dos horas aproximadamente. Es muy importante que el agua no hierva, ya que de lo contrario las altas temperaturas acabarían con muchos cannabinoides, y el efecto de la crema de marihuana sería inferior.

Pasado este tiempo, colocaremos la mezcla en un recipiente y la dejaremos enfriar a temperatura ambiente. Después lo meteremos en el congelador durante ¾ horas como mínimo.

Paso 3:

Al sacarlo del congelador el aceite debería haberse solidificado, y entonces lo añadiremos a un cazo junto con los 60 gramos de cera de abeja. Ponemos el cazo a calentar a fuego lento hasta que todo se haya diluido y esté bien mezclado. Si lo hemos hecho bien debería quedar un líquido perfectamente homogéneo.

Paso 4:                  

Por último, retiramos el cazo del fuego y ponemos la mezcla en envases individuales utilizando un colador para retirar cualquier impureza. Una vez dentro de los recipientes se solidificará rápidamente a temperatura ambiente.

Lo dejemos enfriar a temperatura ambiente y voilá, ya tenemos la crema de cannabis lista.

¿Cómo utilizar la crema de cannabis?

La crema de cannabis se utiliza del mismo modo que cualquier otra crema, cogiendo un poco de cantidad con los dedos y aplicándola de forma uniforme en la zona que queramos tratar y realizando un masaje para que la piel la vaya absorbiendo.

Es importante realizar el masaje con intensidad y movimientos circulares, ya que de esta forma conseguiremos aumentar la temperatura de la piel y abrir los poros, lo que permitirá absorber el producto de manera mucho más eficaz.

No hace falta decir que la crema de marihuana no se puede aplicar sobre heridas sin cicatrizar, ya que de lo contrario no tendría ningún efecto, y además podría complicar aún más la herida.

Aunque no existe ninguna contraindicación al respecto, se recomienda aplicar la crema de cannabis un máximo de dos veces al día; una por la mañana y otra por la noche.

¿La crema de marihuana tiene efecto psicoactivo?

Aunque es cierto que puede contener THC, la crema de marihuana no provoca efecto psicoactivo, ya que para que se produzca el efecto psicotrópico del THC, este debe llegar al torrente sanguíneo, algo que no ocurre cuando se consume en forma de crema o pomada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *