Suiza comienza las pruebas para legalizar la marihuana recreativa

  • por

El consejo nacional suizo ha aprobado recientemente un plan para iniciar los ensayos de marihuana recreativa, y aunque todavía no está decidido, en caso de que se legalizase, ya ha indicado que el cannabis deberá ser orgánico y cultivarse en Suiza de manera obligatoria.

Se ha aprobado un estudio para tratar de obtener más información sobre los efectos que tendría la legalización de la marihuana en Suiza, y para ello se realizarán diferentes pruebas en las ciudades suizas más importantes como Berna, Basilea, Biel, Ginebra y Zúrich.

El objetivo de estos estudios es entender el funcionamiento del mercado del cannabis, para así tomar las medidas pertinentes para combatir el mercado negro, que es el mayor temor. Además, también se estudiarán los efectos sociales que tendría la legalización de la marihuana.

Para ello se contará con personas consumidores de cannabis en la actualidad, que puedan demostrar su consumo y estén dispuestas a participar. Para probarlo se utilizará una muestra de cabello.

El cannabis deberá ser orgánico y cultivado en Suiza

El principal requisito es que el cannabis deberá ser orgánico y cultivado en Suiza, tal y como ha afirmado Alain Berset, ministro de Salud suizo. De esta forma se tratará de ayudar a los agricultores suizos, que encontrarán en la marihuana una nueva vía de ingresos.

Aunque podría ser una cifra aproximada, en Suiza hay unos 200.000 consumidores de marihuana, y desde el Consejo Nacional reconocen que se ha perdido la batalla frente a acabar con el consumo de cannabis, y que por tanto ahora trabajan y valoran la legalización, con el objetivo de poder hacer un consumo más responsable y además obtener una serie de ingresos importantes.

Desde el año 2011 la venta de productos de cannabis con un 1% de THC como máximo es legal en Suiza. No hay que olvidar que el THC (tetrahidrocannabinol) es la sustancia psicotrópica de la marihuana que crea efectos en las personas que la consumen.

Mientras que el cannabis y otros productos asociados como el hachís están prohibidos y su consumo o venta es ilegal, aunque hay que hacer hincapié en que si las cantidades no superan los diez gramos no se considerará delito, y únicamente sería sancionado con una multa de 100 francos.

Las multas se endurecen a partir de los cuatro kilos de cannabis, aunque todo dependerá de la ciudad en la que te encuentres, ya que por lo general son los ayuntamientos los que rigen las leyes sobre consumo y posesión de estupefacientes.

Lejos de lo que pueda parecer, una encuesta realizada recientemente por la OMS (Organización Mundial de la Salud) demostró que Suiza es el país europeo con mayor consumo de cannabis entre los adolescentes, con un porcentaje del 27% de jóvenes fumadores de 15 años. Unas cifras muy superiores a la de la mayoría de países europeos.

Por otro lado, el consumo de cannabis con fines medicinales también está restringido en Suiza, y el único producto que por el momento es legal es el aceite de CBD.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *